Jo, EspartaKa

Ho he parlat amb la gent del pis i, finalment, tots i totes ens hem decidit a escriure aquest blog. Els meus companys diuen que hem de contar la nostra història.

Sóc una rata. Els humans diuen que sóc un "animal de laboratori". Classifiquen a la resta d’animals com a coses, amb adjectius que ens defineixen per la nostra utilitat per a ells. I totes són dolentes per a nosaltres, els animals que no hem nascut humans.

Al laboratori ens volen pel mateix que volen una proveta. Som un instrument d’investigació. I ens inoculen tota mena de productes, ens donen descàrregues elèctriques, ens fan emmalaltir i arribar a la psicosi, ens fan patir. Ens torturen i maten per a provar barres de llavis o productes de neteja. No importa que les provetes no puguen sentir i nosaltres si. Ens tracten igual.

Els humans també utilitzen les rates de laboratori per a altres coses. Jo, per exemple, vaig ser comprada al mercat d’esclaus per a que em mengés una serp esclava que, tancada a la seua pressó-vitrina de la mida d’una caixa, menja quan els seus "amos" ho decideixen. Jo sóc tranquil·la i pacífica; m’hauria capturat ràpidament, i la preuada "propietat dels humans", mostrada amb orgull a les visites, no hauria patit perill.

Però la serp es va morir abans de menjar-me. Segurament de pena, somiant, dins de la pressó-vitrina, amb un ample territori, ple de pedres sota les que passar la nit i on prendre la calor del gran sol, no d’una trista llum artificial. Somiant ser lliure com les rates que li permetrien sobreviure, i amb les que lluitaria per la vida en igualtat de condicions.

Ella morí mentre jo esperava, a la tenda distribuïdora d’esclaus no humans, dins d’una gàbia on no em podia moure. El traficant d’esclaus no estava molt content que jo estigués a la tenda, no era bo pel negoci. Quan ja tenia decidit donar-me com a "pèrdua" (matar-me i llançar-me a les escombraries) es trobà un humà i una humana amb els que ha començat la resta de la meua vida.

dilluns, 30 de març de 2009

Concentració contra la violència a les dones

Primer dimecres de cada mes.
Concentració contra la violència a les dones


Dia i hora: 1 d’Abril de 2009 / 20 h.
Lloc: Davant de l’Ajuntament de València


La soga Blanca per Rosa Solbes
Domingo 29 marzo 2009.
La soga blanca
ROSA SOLBES 27/03/2009

Qué será lo que inspira las nuevas manipulaciones de los ya conocidos como obispos trabucaires ¿la ignorancia, la mala fe, o quizá ambas? Solo así se explica la apropiación indebida y blasfema del lazo blanco, mudado en sus manos en una soga que pretende estrangular el derecho a decidir (Diana Raznovich me regala el dibujo de una de sus mujeres estupendas que se hace la siguiente reflexión: "A los jerarcas de la Iglesia católica les preocupa más la vida de un embrión de lince que la mía").

El lazo blanco, muy monseñores nuestros, resulta para nosotras sagrado, porque desde 1991 es el símbolo contra la violencia machista. Y que sepamos nunca hasta ahora han decretado sus excelencias que se haya de prender en las casullas o en los templos, afectando como afecta, esta bárbara expresión del sentido de la propiedad, a tan gran número de mujeres en el mundo entero. El lazo blanco nació por cierto a iniciativa de un grupo de hombres canadienses a raíz de la matanza de 14 chicas estudiantes por parte de un misógino que las acusaba de quitar el puesto a sus compañeros. Llevar el lazo blanco significa desde entonces el compromiso personal de no cometer, ni permitir, ni silenciar la violencia contra las mujeres. Y ahora, por el contrario, pretenden sus eminencias reverendísimas utilizarlo como ariete contra la ley del aborto, imponiéndolo a las cofradías que se dejen, que a lo que se ve tampoco van a ser tantas. Porque una cosa es el folclore de la Semana Santa y otra muy distinta que costaleros y manolas con teja y cirio no echen mano del condón y la clínica cuando les haga falta (nuestras tradiciones festivas se han tenido que urdir o reconducir en torno a cristos, vírgenes y santos porque durante siglos no nos dieron sus santidades más opción, igual que buena parte de la Historia del Arte occidental atufa a incienso porque no había otra).

Ignorancia o mala fe, o las dos al alimón, también contra los métodos anticonceptivos que a su vez actúan de barrera ante graves infecciones. Ignorancia o mentira, o ambas, cuando aseveran que el preservativo (o profiláctico, en la segunda y más blandengue versión vaticanista) no vale para evitar el sida. Y huelga advertir de que una mentira en asunto tan serio no solo podría ser delito, sino que seguro que es también pecado. Y de los mortales.

Suenan los tambores. Circula por Internet una propuesta de lazos negros contra los curas y obispos pederastas, y quizá haya que inventar también el lazo dorado y púrpura, algo que recuerde y combata por una parte al oropel del trono de San Pedro y por otra al fuego de la Inquisición. No sé con qué color podríamos conjurar las homilías papales ante las oblatas donde se conmina a las mujeres a "obedecer y darse al prójimo". Pero quizá tampoco sería mala idea proponer a las autoridades sanitarias que hagan obligatoria la colocación bien visible de la siguiente advertencia a la puerta de parroquias, ermitas y catedrales: "La doctrina sexual de la Iglesia perjudica seriamente la salud".

Font: http://www.nodo50.org/xarxafeministapv/breve.php3?id_breve=1624

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Una miqueta de relax